English
Spanish

Trasplantes Y Vida

 

 

Muchas de las medicinas utilizadas para alcanzar la inmunosupresión tienen sus propios efectos adversos. Por esa razón una combinación de medicamentos es más eficaz.

Cómo prevenir el rechazo

Una vez que haya recibido su órgano, usted necesitará hacer todo lo posible por mantenerse saludable y prevenir el rechazo. Aunque el riesgo de que rechace su nuevo órgano disminuye a medida que pasa el tiempo, nunca desaparece del todo.

¿Qué es el rechazo?

El rechazo es cuando el sistema inmune del beneficiario del órgano reconoce el órgano donado como extraño y  trata de eliminarlo. Con frecuencia ocurre cuando su sistema inmune detecta cosas como bacterias o un virus. En todo trasplante surge cierto tipo de rechazo, pero el grado de importancia clínica del mismo depende de cada persona.

Por lo menos un episodio de rechazo agudo es común dentro del primer año de haber recibido un trasplante, pero también puede presentarse varios años después. A pesar del empleo de terapia de inmunosupresión, el rechazo agudo puede ocurrir y suele llevar al rechazo crónico. El rechazo crónico, que se caracteriza por la pérdida gradual de la función del órgano, es una preocupación continua de los beneficiarios de trasplantes porque puede ocurrir semanas, meses o años después del trasplante. Por lo tanto, los beneficiarios de órganos deben mantenerse conscientes de los signos del rechazo agudo y crónico. Llame a su doctor tan pronto como experimente alguno de ellos. Entre los síntomas figuran los siguientes:

  • Dolor o sensibilidad en el sitio del trasplante
  • Fiebre
  • Síntomas parecidos a los de la gripa, como escalofríos, nausea, vómito, diarrea, cansancio, dolor de cabeza, mareo y dolores por el cuerpo
  • Cambio en el número de pulsaciones
  • Aumento de peso
  • Inflamación
  • Menos orina

Medicamentos contra el rechazo

Al debilitar o reducir las respuestas de su sistema inmune a materias extrañas, estos medicamentos reducen la aptitud del sistema inmune para rechazar un órgano trasplantado. Estos medicamentos también le permiten mantener inmunidad suficiente para prevenir una infección incontenible.  Muchas de las medicinas utilizadas para alcanzar la inmunosupresión tienen sus propios efectos adversos . Por esa razón una combinación de medicamentos es más eficaz. Estos funcionan en las fases diferentes de la respuesta inmune para reducir al mínimo los efectos secundarios y producen una inmunosupresión efectiva. La inmunosupresión clínica suele presentarse en tres fases: inducción, mantenimiento y anti-rechazo.